2 de julio de 2007

VIAJE A LA BANDE DESSINÉE: Jueves 21 de junio.

El jueves también se presentaba completito, Tebeonautas. Desayunamos pronto porque habíamos quedado con Angel (la encargada de prensa y relaciones públicas de Dargaud) y nuestra intérprete Louise. Los cuatro cogimos el metro hasta no sé dónde y luego nos hartamos de andar hasta llegar a la emisora de radio RCF.


El tranvía es un medio de transporte muy utilizado en Bruselas, no es casi anecdótico como en Barcelona. También debo decir que, exceptuando monumentos y lugares emblemáticos, la capital de Europa es un lugar bastante gris y poco especial. No se me malinterprete, por favor, quiero decir que, en general, sus calles y edifícios no te llaman la atención (como sí lo hará París).

David Pérès fue quien nos entrevistó en los pequeños estudios de la RCF, una emisora católica. ¿Por qué les interesaba un cómic repleto de muertos y palizas? Que me aspen si lo sé.

Pillamos los cuatro el tranvía y nos dirigimos a la siguiente emisora. También hubo caminata larga tras bajar del tranvía, pero a Roger y a mí ya nos iba bien. Hicimos un buen puñado de fotos. El fastuoso edifício de abajo es el instituto Cervantes de Bruselas, donde ofrecen cursos para aprender español, entre otras cosas.

Por fín llegamos a Radio Judaïca (sí, Tebeonautas, una emisora judía. Pusimos la misma cara que se os ha quedado a vosotros). El locutor, Guy Vermeersch -que la noche anterior se pasó toda la cena en el hindú intentando ligar con Louise- nos hizo una entrevista amena y nada pesada.

Las preciosas Angel y Louise momentos antes de comenzar la entrevista.

Cuando nos despedimos, en nuestro honor, el locutor nos puso una canción apestosa de Michael Jackson cantada en español por el mismísimo artista decolorado. Sin comentarios.

Salimos de Radio Judaïca con el tiempo justo para llegar a la universidad de Bruselas. Pasamos por la zona alta de la ciudad y la verdad es que nuestras cámaras de fotos lo agradecieron.


Esta es la vista que podía observarse desde el aula universitaria donde Romane Andres, de la sección de periodismo de la universidad, nos entrevistó grabadora en mano. El tipo chapurreaba español, por lo que Louise pudo descansar un poco (la pobre ya empezaba a estar harta de repetir siempre lo mismo. Apenas llevábamos un par de días en Bruselas y casi podíamos dejar que ella contestase las preguntas por nosotros, je je).
Debo decir que hice un par de fotos por la ventana porque buscaba algo en especial, algo que no lograba atisbar...

ESTO: El Atomiun (recién rehabilitado), el monumento más representativo de Bruselas. Se trata de una representación de un atomo que simboliza el elemento quimico del Hierro con sus 9 atomos pero aumentado en 150 mil millones de veces.
Angel nos dijo que quizás podríamos verlo desde la parte de atrás del edificio universitario, así que al acabar la entrevista nos metimos los cuatro en los servicios de la facultad (menuda escena) y nos pusimos a mirar por un pequeño ventanal buscando el curioso monumento. Creímos ver una de sus bolas, pero no nos hagáis demasiado caso. La foto de abajo es de archivo, of course.

Con tanta entrevista y tanto andar para arriba y abajo, nos entró un hambre terrible. Angel nos llevó a un fantástico restaurante de comida belga que ella conocía. Antes de marcharnos del restaurante, la dueña le contó a Angel que en un mes tiraban abajo el local, por viejo, y se trasladaban a otro lugar. Mi lado romántico me hizo sentir afortunado por haber comido allí.

Entre las tres y cuatro de la tarde llegamos a la librería Brüsel. Teníamos que participar en una especie de mesa redonda con nuestro editor y un par de jovenes autores franceses (Nicolas Barra, "Le chant des Malpas" y Alexandre Clérisse -cuyo "Jazz Club" publica en españa Bang Ediciones) y luego dedicar el resto de la tarde a firmar ejemplares.


Apenas había 5 o 6 personas en la mesa redonda (tened en cuenta, Tebeonautas, que no es una actividad habitual en Bélgica y que a esa hora la gente está todavía trabajando), pero la sesión de dedicatorias fue un éxito total. Estuvimos hasta que la tienda ya debía cerrar.



La gran tienda está dedicada a la venta de cómics en la planta inferior y galería y venta de originales y posters en la superior. Todo muy bien montado y distribuido, como podéis observar.

Vino mucha gente a que le dedicásemos un "Jazz Maynard", pero el premio gordo se lo llevó un tipo patibulario con coleta que también intentó ligar con nuestra intérprete. Yo, que estaba muy sembrao, abrí su ejemplar y escribí: "Sé que acabas de salir del talego y eres un tipo duro. ¿Te interesa entrar en la banda de Jazz Maynard?". En lugar de darme dos bofetadas, el tío se quitó la camiseta al grito de Prison Break! Prison Break! y nos mostró su cuerpo lleno de tatuajes, pecho y espalda al completo. Nos reimos lo suyo.

Por la noche nos llevaron a un restaurante etíope, cuya comida y el modo de comerla, nos gustó por su exotismo . Durante la cena, Roger tuvo que salir fuera del local para atender por móvil a una periodista que hablaba español. Mientras, yo continuaba charlando con Inés España, una redactora de la revista "Ecos", revista para la comunidad española en Bélgica (más de 50.000 personas) con una tirada de veinte mil ejemplares. Inés no tenía ni idea de cómics, pero su jefa la había enviado a entrevistarnos y allí estaba, tragándose nuestro rollo. La verdad es que era una tía super enrollada, murciana, con una rocambolesca historia tras de sí. Con ella no te aburrías, os lo seguro.
Tras la cena, algunos decidimos hacer una cerveza en cualquiera de los garitos de la zona. Estábamos Louise, Inés, Roger, los dos autores franceses -Alex hablaba migajas de español, lo suficiente para hacerse entender- y yo. Nos pegaron una clavada por la cerveza, pero lo pasamos muy bien.

Al día siguiente, nos enteramos por Louise de que Inés perdió la cámara con la que nos hizo las fotos para su reportaje (una buena y carísima cámara digital). No sabe si se la dejó en la silla del bar, en el lavabo, ... el caso es que la cámara se evaporó. Nos supo muy mal por ella, pero son cosas que pasan.

7 comentarios:

I. G. Holgado dijo...

Este blog ha dejado de ser de cómics para pasar a ser la guia del trotamundos !

Leer esta crónica me produce diversas impresiones; por un lado me alegra ver que el mercado francés está recuperando la sensatez y vuelve a dar importancia a obras de calidad, frente a tanto trabajo de estilo, curioso pero cansino.
Y por otro lado ENVIDIA cochina y malsana !!
Felicidaes otra vez

monitocadaver dijo...

jo! Raule, snifff... muchas gracias por compartir esto con todos... que alegria chicos, sois la leche! :D

Rueda dijo...

Oooooh, que no pare! queremos más!

Genial las entrevistas en radio católica y radio judía, habría estado bien hacer para las dos a la vez y soltar pullitas.

La tienda esa de cómics... joder! hay un tío con camisa! no una camiseta negra, no... con camisa! sniff, vaya cambios.

Ale, espero las crónics del viernes.

PD: no hay foto de los 3 mirando por la ventanita del lavabo?

Juan dijo...

Buenoooo! Parece que la cosa salió a pedir de boca. Me alegro de que hayáis firmado muchos ejemplares y que la promoción vaya así de bien.

PD. Ya conozco esa versión en castellano de M. Jackson! jajaja, me la puso un tío de bcn un día que íbamos a salir de marcha en su coche... uno de esos momentos inolvidables de marcha cuando te ponen cosas como el Acuarius de Raphael (antes de ponerse de moda) o In the ghetto del Príncipe Gitano!
Un saludo campeones!

Diego dijo...

¡Pero que molones sois! Je je. Que genial todo. Me alegro mucho por todo.
Aprovecho para anunciarte la creación de un nuevo blog de cómic e ilustración.
Lo hemos parido una amiga y yo, para poder darnos a conocer un poco y, a la vez, "publicar" esas pequeñas historias que se quedan en el fondo del cajón.
Me gustaría que te pasaras un ratín y, si te gusta, colaborar con la causa.
Puedes avisar a colegas, al señor ese que te dibuja los guiones... ¿cómo se llamaba? Ja ja. Sería todo un honor.
El blog es http://www.nohayhuevos.blogspot.com

Gracias y hasta otra.
Diego.


P. D.: Aunque sea echa una firmita, venga va, que te cuesta... ;)

Julkillo dijo...

Se ve que lo pasasteis de fábula(aunque en las dedicatorias el sudor corría,¿eh Roger?Gajes del oficio y la calor,claro.Saludos apañeros

Kôsen (Au + Di) dijo...

Je, je, pero qué bien que lo pasáis, mamones. Oyes, yo tengo una pregunta, ¿las dedicatorias las escribíais en español o le pediáis a Louise que os hiciera la traducción?
La librería es chulisima. Qué envidia! ;_;