9 de julio de 2008

CRÓNICA DE LA MINIGIRA FRANCESA. 3 DE JULIO: PARÍS

Buen presagio. O así llamo yo, Tebeonautas, a encontrarte a un buen amigo en el aeropuerto que tomará el mismo vuelo que tú. Nuestro viaje de tres días no podía comenzar mejor. Josep Homs viajaba a París para entrevistarse con su editor en Dupuis y conocer a su guionista, el gran Frank Giroud.
Resignados a que Diana, la novia de Roger, no podía finalmente acompañarnos (lo cual habría hecho el viaje perfecto), estábamos decididos a pasarlo lo mejor posible.

Lucy, Roger y yo dejamos el poco equipaje en el hotel (el mismo en el que nos hospedamos Roger y yo el año pasado, cerca de la Plaza de la Bastilla) y decidimos aprovechar el poco tiempo que teníamos para turistear.

Al igual que el año pasado, lo más importante y cercano que teníamos era la catedral de Notre-dame, y allí nos dirigimos.


MC Raule y DJ Ibáñez posando para su futuro disco de hip hop. Sic.

También en París hay “Bicing” (supongo que desde mucho antes que Barcelona), pero lo cierto es que las bicis son bastantes feas y sosas.

Lucy y Roger posando con la estatua que preside la célebre Plaza de La Bastilla de fondo.


Cerca del hotel descubrimos la librería Opéra BD y allí vimos el "Beowulf" del amigo Javi Navarro. Lo cierto es que vimos su cómic en un lugar destacado en las cuatro librerías que visitamos. A ver si vende lo que se merece!

Llegó la hora de la sesión de firmas en Virgin Megastore. Peazo librería, Tebeonautas!

Os presento a la bella y eficiente Angèle Pacary, la encargada de Salones y dedicatorias para Dargaud. Se ocupó de nosotros tres en todo momento y a pesar de la barrera idiomática nos entendimos de maravillas.

Cuando llegamos a las seis de la tarde ya había bastante gente esperando. Uno de los tipos, el amigo Phillippe, me sonaba del año pasado y nos dimos la mano. No recordaba su nombre, obviamente, pero estoy seguro de que ya no se me olvidará.

Ese poster que veis a la izquierda es de un tamaño inmenso y me prometieron que me lo enviarían a casa. Me hacía ilusión, qué puedo decir. ¿Que para qué lo quiero? Ni puta idea, pero ya le encontraré una pared, fijo.

Phillippe, el tío de la camiseta gris y pantalón negro, nos puso en los morros un diccionario Español-francés (el libro amarillo que podéis ver sobre la mesa). No sé si lo puso ahí para que alguien lo utilizara por si quería preguntarnos algo, o como diciendo: ya va siendo hora de que aprendáis franchute, ¿no? Sí, yo también me inclino por la segunda opción.


Cuando ya faltaba poco para acabar las dedicatorias apareció el triunfante Josep Homs. Se lo había pasado de coña con el editor de Dupuis y Frank Giroud, comiendo, charlando y visitando el museo de Orsay (para documentarse sobre el álbum que está dibujando). Giroud le ofreció ir a su casa a cenar, pero...

Ya había quedado con nosotros! Lo siento, Frankie! Mi mujer Lucy hizo la foto. De izquierda a derecha: Josep, Roger, Leslie (otra guapa francesa con un montón de historias que contar, trabajó en Norma de Barcelona, aprendió español en Huelva y actualmente trabaja para Dargaud en el departamento de venta de derechos. Ella es quien hará que Maynard llegue a más países!), Javi Aznarez (que aprovechó que está viviendo en París con su novia para venirse de cena y charlar con algún españolito. Javi y yo estamos llevando adelante un álbum, se trata de un encargo, pero estoy seguro de que igualmente vamos a disfrutar nuestra colaboración), yo y Angèle Pacary.

Josep y Roger deleitándose con el trabajo de Javi, de pronta publicación por Casterman (la cara de Roger no es de asco, eh? Sólo que se le hacía difícil asimilar tanta belleza... ejem...).


Los Angeles de Charlie, pero más explosivas aún.


Lo cierto es que lo pasamos muy bien, como no podía ser de otra manera. Quizás tengamos más oportunidades de visitar París, pero ¿acompañados de dos amigos de España? No lo creo. Javi está empeñado en arruinar al gremio de peluqueros franceses y está en vías de conseguirlo, jejeje.

Acabamos la noche tomando una cerveza en un bar y ale, todos a descansar, que había sido un primer día de viaje bastante intenso.

5 comentarios:

nonsense dijo...

Hecho a faltar esos singulares pies de foto aclarativos o, cuando menos, orientativos.

...sobre todo por saber si es que al colega ROGER le robaron los zapatos y tuvo que tirar de lo que tenía más a mano ("pie", quería decir "pie").

Saludos "condales".

Juan dijo...

Ahí están esos textos! Supercrónica como siempre, y parece que esta vez ha sido todo menos sufrido y más agradable. Enhorabuena por el éxito!

PD. El diccionario también se lo pueden aplicar ellos, que el castellano es el 3º idioma más hablado del mundo después del chino y el inglés, no del francés. Tenía que soltarlo!

Janina dijo...

Jajaja, qué lástima que no nos viéramos! Precisamente el día 3 tambien fui a ver Notre Dame... XD aunque por la tarde, cuando fuisteis vosotros parece que estaba bastante más vacio. ;)

Me alegro que os haya ido tan bien! :D

P.D.: Si os apuntais a clases de francés avisadme, que tambien me irían bien! XD

AnnaRaven dijo...

Fantástica crónica. ;)
A mí no me acaba de fascinar París, pero esa tienda Virgin... agh, pese a mi francés patatero me he dejado tantos dineros allí! :)
La primera compra que hice fue el Blacksad "Alma Roja" y, pese a la cara de espanto de mi jefe por comprarme "cosas de niños" y su cara de espanto número dos porque en las "cosas de niños salían animales antropomórficos femeninos con tetas al aire" me lo leí de cabo a rabo (unas dos veces, para entenderlo mejor) en mi cabina de neutrones. Mmmhh fue lo mejor de mi primer viaje a Francia.
;)

Daykoku dijo...

¡Qué grande!¡Qué grande!¡Qué grande! Joder como me alegro, tio. Eso si que es visitar una ciudad y no cuando vas con la mochila. Lo del diccionario es un detalle tremendo.