7 de julio de 2010

NUNCA ES TARDE...

… Si la dicha es buena. Y en este caso es muy buena, Tebeonautas. Acaba de ponerse a la venta el primer álbum de Santi Navarro y Alex Fuentes: MIGA.


Cuando Santi murió el agosto pasado a los 36 años, dejó tras de sí una intensa labor como editor y guionista. Algunos afortunados pudimos disfrutar de su faceta como escritor en libros como LOVEXPRESS, ELLAS SON ÚNICAS, RED ART y LEONORE, rodeado siempre de docenas de jóvenes y talentosos dibujantes.

Pero MIGA es especial.

Detrás de este álbum hay una editorial, unos profesionales que confiaron en la historia de Santi y en los dibujos de Alex. Por primera vez Santi no tenía que autoeditarse para ver un guión suyo publicado; aunque si hemos de ser rigurosos, el primer álbum publicado de Santi fue MIA –publicado por Dargaud en Francia y Glènat en España- donde ayudaba a su amigo Man a redondear la historia y los diálogos. No lo cuento como primer álbum de Santi no autoeditado porque sólo se trata de una colaboración (muy importante, eso sí) y la historia no era suya.

Y si MIGA existe es porque un día Alex Fuentes aceptó dibujarlo. No es una obviedad, Tebeonautas. Santi no hubiera aceptado que ningún otro autor recreara el mundo que había salido de su cabeza… porque nadie le conocía tan bien como Alex (sólo Óscar Doménech, otro maravilloso e injustamente desconocido autor). Es insultante el estilo único de este joven dibujante, su modo de narrar la historia, su diseño de personajes, el fantástico color que aplica… un puto prodigio, hablando en plata.

Según me contó hace poco el propio Alex, habrá un segundo (y último) tomo de MIGA. Y tendrá que hacerlo partiendo prácticamente de cero, ya que Santi sólo alcanzó a comentarle por encima una escena de esta futura aventura.

Santi creó una original y entrañable niña protagonista, un mundo propio repleto de personajes divertidos, una historia claramente infantil, pero que no disgustará a los que ya peinamos canas. La edición de Bang Ediciones es muy bonita, impecable. Un buen amigo me comentó que la elección del papel apaga un poco el color, pero a mí no me lo parece, la verdad. Lo dicho, un buen trabajo.




La colección Mamut ya cuenta con una verdadera joya. Y el precio es de risa, ¿a qué estáis esperando?

2 comentarios:

nerosubianco dijo...

Los libros de la ediciòn Mammut me encantan. tengo 2 y esto seguro que no me faltara...

un abrazo

Cla

man dijo...

Totalmente de acuerto contigo.
Todo lo que hacia Santi era especial y este Miga lo es aun con mas motivos.